Erika Gabriela Hurtado Flores, nació en Guadalajara rodeada de Arte, Música y Baile.

Desde muy pequeña debutó como «bailarina» solista en el Teatro Degollado en el Festival de «Homenaje al Reboso», del «Ballet Folclórico» de la Profesora Emma García Peña.

Su padre era Artista Plástico, y colaboraba con el Departamento de Bellas Artes de Jalisco haciendo escenografías teatrales en el Teatro «Degollado» y el Teatro «Experimental de Jalisco», por lo que Erika creció entre bambalinas.

Entrando a la pubertad se enamoró de la música, estudió guitarra lírica con un profesor privado y «Música Sacra», en la Escuela de Música Sagrada de la Arquidiócesis de Guadalajara, con especialidad en piano.

Su educación formal la hizo en educación, con las Madres del Verbo Encarnado, estudiando la Normal Primaria en Guadalajara, en la Escuela Normal Nueva Galicia y la Lic. en Ciencias Naturales, en la Escuela Normal Superior FEP, en la ciudad de México.

Muy niña tuvo un fuerte encuentro con Dios, acompañada de Salesianos, y a través de la música, se ha dedicado a la proclamación de la Buena Nueva.

Ha dado conciertos de Música y Canto de Alabanza en diferentes ciudades de la República Mexicana; estuvo a cargo por algunos años del Ministerio de Canto y Música de Casa Cornelio en Guadalajara, entonces, Ministerio Arquidiocesano de de «Canto y Música» del Movimiento de Renovación Carismática Católica.

Es compositora e intérprete de cantos de alabanza. Grabó varios discos con el Ministerio de «Canto y Música» y uno personal, en el que se incluyeron algunas de sus composiciones.

Fue co-organizadora y juez en varios concursos del Café Cantante «Natanael», muy apreciado en Guadalajara, en donde participaron grupos de cantores y músicos que aún hoy se dedican a predicar la Buena Nueva por medio del Canto y la Música.

Con inquietudes literarias participo en el «Diplomado de Creaciones Literarias» de la Escuela de Escritores de Guadalajara.

Es casada y tiene dos hijos, y en la actualidad comparte cada viernes, acompañada de su esposo, que también es músico, una velada de alabanza y oración por Facebook, para quien quiera participar.

Erika, forma parte de la Red de «Constructores de Paz» de «Dia-logos para la Paz», y cada día, trabaja para la Paz desde su realidad cotidiana.