Me llamo Francisco Javier de la O Alatorre, soy Religioso Fraile y mi nombre espiritual es Hno. Francisco María de la O.

Nací en una pequeña ciudad, en el Estado de Jalisco, México, de nombre Ocotlán que se ubica a 45 minutos de Guadalajara la Capital de Jalisco. Viví en ella solo los dos primeros años de mi vida.

Ocotlán es una Ciudad industrial, de gente muy bondadosa y muy religiosa.


 

Soy el séptimo de nueve hermanos.

Me eduqué en una familia Católica con profundas bases religiosas, sin duda fueron mis Padres, por su testimonio de vida, que me movieron a ser lo que soy.

La primaria la cursé con los Hermanos Lasallistas en la Ciudad de Guadalajara, me recuerdo algo tímido, introvertido y calmado.

Nos fuimos a vivir luego a un Campamento de la Comisión del Papaloapan (Cd. General, Miguel Alemán) en el Estado de Veracruz, en donde estudié la Secundaria, siendo muy feliz pues prácticamente vivíamos en la selva en donde tuve experiencias hermosas con la naturaleza cerca del Río Papaloapan ya en el límite con el Estado de Oaxaca.

Regresé a Guadalajara y de nuevo con los Hnos. Lasallistas estudié la Preparatoria.

En este tiempo de juventud a los 18 años tuve un encuentro con Dios que marcó aún más mi vida.

 

Me gusta desde niño, el Arte en general, canto, música, teatro, pintura, tocar guitarra, cantar, pintar al óleo. Participé en un grupo de Música Sacra por dos años.

Hice intentos de estudiar Ingeniería Civil y Contador Público más me daba cuenta que mi vocación era otra.

Entre a hacer una experiencia de vida religiosa con los Franciscanos, pues la vida de San Francisco de Asís, me impactaba mucho.

Estuve a punto de contraer matrimonio a los 30 años y al no realizarce, me fui para Europa 4 meses, en donde dando malos pasos me anclé en grupo de hippies, estuve en 5 países y en esa vida disipada que llevaba, sin tener claro porque, fui a dar a Medugorje, Bosnia, donde mi vida cobro de nuevo un fuerte sentido espiritual pues fue a través de la Virgen María en ese lugar que desde entonces mi vocación fue clara y firme.

A partir de este momento en 1990, tuve también un encuentro con San Juan Pablo ll y con Santa Teresa de Calcuta en Roma, Italia, naciendo la Inspiración Fundacional de la primera fundación, regreso a Guadalajara y fundo la Comunidad “Siervos de Jesús y Esclavos de María”, para Sacerdotes, hermanos y Hermanas y “Hogares de la Caridad A. C., para niños con Parálisis Cerebral en estado de abandono, pobreza, rechazo, maltratados.

 

En mayo del 2015, al cumplir 25 años de la primera fundación, voy a los Santuarios Marianos a Europa, visitando de nuevo Medugorje Bosnia, en donde nuevamente tengo una experiencia con la Virgen María y recibo una nueva Misión de defender la vida desde su concepción hasta su muerte natural, y en Roma tuve un encuentro con el Papa Francisco surgiendo la segunda Inspiración Fundacional, y regresando a Guadalajara fundé el Movimiento Laical: “Familia Misionera en Alianza de la Cruz”, en sus “Obras de Misericordia”, para seglares laicos en la Iglesia; y Obras de Misericordia A. C.” donde atendemos a muchachas que en estado de vulnerabilidad se encuentran embarazadas y confundidas sin saber qué hacer con su bebé y un hogar para Ancianitos en situación de calle, pobres, solos, maltratados, abandonados.

 

Mi salud no ha sido buena, por ahora estoy recuperándome del Coronavirus, con muy buen estado de Ánimo, contento, y dispuesto a seguir el camino emprendido en la voluntad de Dios, en servicio, entrega, y donación de mi vida por los más necesitados.

Desde el encuentro y Servicio a los más necesitados, el hno. Francisco María de la O es un Constructor de Paz.